Go to Top

Una alternativa para tus postres de Semana Santa

Receta para combatir el cáncer bizcocho oncológico

Hoy desde Carreras Centro Capilar Oncológico os vamos a dar una alternativa muy dulce a los ricos postres de Semana Santa.  Las torrijas, rosquillas y buñuelos de cuaresma son muy típicos de esta época del año y están realmente buenos pero para los golosos que además quieren cuidar su salud a través de la comida os damos la receta de un bizcocho de salvado de trigo y arándanos.

La cantidad de fibra que contiene el salvado de trigo hace de este cereal un alimento ideal para el buen funcionamiento intestinal. Hay estudios que afirman que en personas que consumen dietas ricas en fibra presentaban un menor riesgo contraer del cáncer de colon.

Por otro lado los arándanos negros tienen un alto poder antioxidante,  haciéndolo uno de los mejores tratamientos naturales contra el envejecimiento. Además, los arándanos reducen la incidencia de cáncer, enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud.

Pues bien, conociendo la multitud de beneficios de estos dos alimentos vamos a combinarlos para hacer este rico y saludable bizcocho. Para su elaboración necesitamos:

  • 200 g (3/4 de taza) de azúcar
  • 175 ml (3/4 de taza) de aceite vegetal
  • 2 huevos
  • 100 g (2/3 de taza) de harina
  • 100 g (1 taza y 1/4) de salvado de trigo
  • 150 g (1 taza) de arándanos negros

El tiempo aproximado para preparar un bizcocho es de una hora y cuarto y no es difícil de preparar aunque sí es verdad que al ser una receta de repostería hay que tener precisión en las cantidades.

En primer lugar hay que precalentar el horno a 190 °C. Mientras tanto en un bol mezcla el azúcar y el aceite. Uno a uno, añade los huevos a la mezcla. Seguido incorpora la harina y el salvado de trigo y mézclalos bien hasta conseguir una masa homogénea. Añade los arándanos negros poco a poco y remueve suavemente para que no se rompan.

Con la masa del bizcocho lista viértela en un molde para pan de 23 x 13 cm untado previamente con mantequilla y enharinado. Mete el bizcocho en el horno unos 35 o 40 minutos. Cuando esté listo sácalo del horno y déjalo reposar unos 10 minutos antes de desmoldar.

Ya solo tenéis que emplatarlo y sentaros a disfrutar este postre, que además de estar buenísimo tiene muchas propiedades anticancerígenas.

, , , , , , ,