Go to Top

Técnica mindfulness- Meditación contra el cáncer

meditació

La meditación se ha llevado a cabo por muchas personas de diversas culturas desde hace miles de años. Aunque hace tiempo los científicos se mostraban escépticos, ahora creen en el poder de la sanación de esta milenaria técnica de salud.

La meditación es uno de los últimos descubrimientos que está revolucionando el tratamiento de enfermedades además de la mejora de la salud. Ayuda a identificar las emociones o pensamientos negativos y a verlos desde otro punto de vista para poder cambiar esos patrones de pensamiento a positivo.

En enfermedades como el cáncer se ha demostrado múltiples veces que sentimientos como el sufrimiento, la ira o el odio afectan negativamente en las defensas del organismo.

El objetivo de la meditación es principalmente serenar la mente y las emociones para llegar a un estado de paz natural. La mayoría de personas no logran que sus mentes encuentren descanso ya que están agitadas por interminables olas de pensamientos, deseos o preocupaciones. Es por este motivo que muchos se acercan a la meditación para encontrar la solución.

Varios estudios psicológicos han podido demostrar que gracias a esta técnica se puede mejorar el estado psicológico y mental de las personas, haciendo más fuertes sus defensas. La meditación contra el cáncer ofrece innumerables beneficios para el cuerpo, la mente y el espíritu.

  • Disminuye la ansiedad y depresión
  • Aumenta el ánimo y la felicidad
  • Disminuye estrés
  • Aumenta defensas
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Incrementa emociones positivas y la satisfacción

Para poder obtener estos beneficios y tener éxito en el tratamiento del cáncer haciendo uso de la meditación, es necesario que incorporemos esta técnica en nuestra rutina diaria.

Iniciarse en la práctica no es difícil, pero al principio muchas personas encuentran dificultades para indagar en el interior de sus pensamientos. Es normal que durante los primeros días pase esto, pero a los pocos se consiguen notables mejoras. A medida que vayan pasando las semanas será más fácil y nos sentiremos más relajados en cuerpo y mente.

Hay muchas tácticas de meditación contra el cáncer, pero la más sencilla es el mindfulness. Se basa en sentarse en un sitio cómodo y mantener los ojos cerrados mientras respiramos. Inhalaremos lentamente por la nariz y soltaremos el aire tranquilamente también por la nariz. Durante todo el tiempo que se esté meditando intentaremos centrar toda nuestra atención en la respiración.
Si se hace bien, la mente entrará en un estado de calma y tranquilidad llamado estado meditativo.

Lo ideal es empezar meditando poco a poco. Los primeros días 5 minutos, después 10, después 15 y así hasta llegar finalmente a la media hora. La meditación se puede practicar en cualquier hora del día, pero lo habitual es de madrugada al levantarse o por la noche antes de ir a dormir.

En Carreras Centro Capital Oncológico queremos recalcar una famosa cita que dijo Dalai Lama:

“Practiquen la meditación. Es algo fundamental. Una vez que se disfruta de ella, ya no se puede abandonar, y los beneficios son inmediatos”.

, ,