Go to Top

Tarta de tomate: una receta contra el cáncer.

Tomate alimento anticancerígeno

Qué rico es el tomate y qué bien sienta a nuestra salud. Esta hortaliza tiene muchas virtudes para la vista y para la piel,  mantiene la hipertensión arterial baja y previene las infecciones del tracto urinario, entre otras muchas propiedades.

Además, es una fuente de vitaminas y minerales que protege el corazón y mantiene a raya el colesterol, pero sobre todo tiene poder antioxidante que hace del tomate un alimento perfecto en la lucha contra el cáncer.

El tomate contiene una gran cantidad de un antioxidante llamado licopeno, que es muy eficaz contra los problemas de  cáncer que causan los radicales libres. Por ello, es importante introducir el tomate un una dieta saludable en todas sus versiones ya sea natural, en salsa, zumos y licuados o  ketchup.

Desde Carreras Centro Capilar Oncológico seguimos ampliando la guía de alimentos anticancerígenos y  nuestro recetario. Hoy os traemos una tarta de tomate, deliciosa y fácil de hacer ideal para una cena ligera.

Receta de tarta de tomate:

  • 1 base de pasta para tarta casera del comercio, sin azúcar y sin cocer, de 23 cm
  • 4 cucharadas de mostaza de Dijon
  • 150 g (o una taza) de queso rallado (mozzarella, cheddar o suizo, el que más os guste)
  • 4 tomates maduros, en rodajas
  • Sal y pimienta molida
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 7 g (1/4 de taza) de cebollino fresco, picado
  • 7 g (1/4 de taza) de albahaca fresca, picada
  • Un chorrito de aceite de oliva

Como veis, los ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado  y apenas tardaréis 45 minutos en tener lista esta rica tarta para cuatro personas. Además, su elaboración es muy sencilla ideal para cocineros principiantes o aquellos que no les gusta complicarse en la cocinar pero que no renuncian a comer sano y rico.

Lo primero que hay que hacer es untar el fondo de la pasta con la mostaza de Dijon.  A continuación añade el queso rallado y encima de este coloca las rodajas de tomate. Salpimienta al gusto y añade el ajo picado repartiéndolo bien por toda la tarta.

Con el horno precalentado a 180 °C metemos la tarta unos 20 o 30 minutos, hasta que la pasta esté dorada. Esto dependerá del grosor de la masa y de las rodajas de tomate. Cuando esté cocinada sácala del horno y agrega el cebollino, la albahaca y un chorrito de aceite de oliva y ya está lista para disfrutar de una receta sana y deliciosa.

Un último consejo: para que el menú sea completo  se puede acompañar este plato con una ensalada de espinacas y piñones de primero que funciona realmente bien con la tarta de tomate. Os aseguramos que les encantará a todos, pequeños y grandes, y si la probáis seguro que se convertirá en un habitual en vuestro recetario.

, , ,