Go to Top

¿Qué es el cáncer?

celulas-cancer

El cuerpo humano está estructurado en diferentes niveles jerarquizados. El nivel más imperceptible, pero del que todo se forma, es el nivel celular. Nuestro organismo está constituido por una cantidad de células que al agruparse forman los tejidos. Éstos a sus vez forman los órganos y después los aparatos muscular y óseo, respiratorio, digestivo, circulatorio, excretor, endocrino, nervioso y reproductor.

En un organismo sano, la proliferación celular es un proceso natural en el que las células se dividen y aumentan de forma regular para la regeneración de tejidos dañados, viejos o muertos. Dicha proliferación es una característica de cada tipo celular por lo que está controlada de forma muy específica. Según expertos como la Asociación Española Contra el Cáncer, aseguran que este proceso está “regulado por una serie de mecanismos de control que indican a la célula cuándo comenzar a dividirse y cuándo permanecer estática”. Este control es el que impide que cuando hay un daño celular se multipliquen los daños en las células siguientes. En un estado normal sin enfermedad, el control produce “una autodestrucción celular que impide que el daño sea heredado por las células descendientes”. El control es, pues, fundamental para el correcto funcionamiento del organismo sano. Si no hay control, las células cancerosas se multiplican y se dispersan por todo el organismo formando así lo que conocemos como cáncer.

Cuando intentamos descubrir el núcleo del cáncer tenemos que ir al nivel celular ya que es ahí donde se desarrollan los cambios que acaban formando la enfermedad.  El cáncer, provocado cuando los mecanismos de control dejan de funcionar en una célula, provoca que dichas células comiencen una proliferación y multiplicación sin control creando así un tumor o nódulo.

Los tumores benignos son aquellos en los que las células no tienen la capacidad para invadir y destruir otros órganos. Sin embargo los tumores malignos son aquellos donde las células proliferadas son capaces de invadir tejidos y órganos de alrededor (infiltración según la Asociación Española Contra el Cáncer) así como trasladarse y multiplicarse en otras partes del organismo (metástasis).

Si bien es cierto que para que se produzca un cáncer es necesario que se acumulen muchas células cancerosas y durante un período de tiempo, se recomienda que ante cualquier molestia extraña se acuda al médico para coger a tiempo la enfermedad. Hay que tener en cuenta que existen más de 100 tipos diferentes de cáncer y que su tratamiento y evolución varía según el órgano del que proviene y según la persona.

Si te acaban de descubrir un cáncer o si estás bajo un tratamiento de quimioterapia, te invitamos a pasar por Carreras Centro Capilar Oncológico, el centro capilar en Barcelona que cuenta con servicios de estética oncológica. Nuestro equipo se encarga de dar un trato personalizado a todas aquellas personas que estén pasando por los efectos del cáncer.

, , ,