Go to Top

Nuestra piel en la quimioterapia

Nuestra-piel-en-la-quimioterapia

El objetivo de la quimioterapia es el de atacar al cáncer, pero las células del cuerpo sanas también se pueden ver afectadas. La quimioterapia es un tratamiento agresivo que al afectar a las células sanas puede originar varios efectos secundarios.

Los efectos secundarios son normalmente temporales y pueden ser diferentes dependiendo de la persona, tanto en duración, como en afectación. Todo depende de la edad del paciente y del tipo de cáncer al cual se esté atacando.
Una de las partes del cuerpo que se ven más afectadas por la quimioterapia es nuestra piel. La mayoría de personas que reciben tratamientos de quimioterapia suele notar como su piel se puede volver más rojiza. Puesto que la piel se ve afectada por el tratamiento y se vuelve mucho más sensible e irritada.

La piel, debido a la quimioterapia sufre una deshidratación muy fuerte. Es esta deshidratación la que deja la piel extremadamente sensible, cualquier roce, producto y el propio sol pueden provocar enrojecimiento, descamación,  e incluso heridas.  Otro efecto secundario muy común en la quimioterapia es la aparición de manchas, conocido como la hiperpigmentación.

Para prevenir la aparición de estas manchas, es muy importante que el paciente utilice siempre para la cara y para el cuerpo, productos que sean lo más suaves posibles, sin alcohol. Para ello existen en el mercado muchos productos conocidos como cosmética bio, sin parabenos y alcohol.

Hay que mantener la piel limpia y seca. Si sufrimos de sequedad, es conveniente evitar los baños calientes prolongados. Se aconseja no exfoliar la piel, esto la dañaría mucho más. Y recordemos secar bien la piel sin frotarla demasiado, con pequeños golpecitos que ayudarán a mantenerla hidratada por más tiempo evitando siempre el rascar o frotar. Para garantizar una perfecta hidratación es conveniente el uso de cremas y aceites hidratantes. Es muy aconsejable el uso de estos productos de forma diaria, si es necesario día y noche para garantizar la total hidratación de la piel todo el día.

Cuando la quimioterapia a su vez incrementa los efectos solares en la piel se conoce como fotosensibilidad. Es por ello que es necesario usar protectores solares de alto nivel, incluso en días nublados. Hay que evitar exponerse directamente al sol utilizando también sombreros, sombrillas e incluso camisetas de manga larga. Dentro de la gama de la estética oncológica podemos encontrar infinidad de protectores faciales y autobronceadores.

Como en todo lo importante de esto es respetar las normas y ser constantes. Prevenir es esencial, y es por esto que hay que prestar muchas más atención a las etiquetas de los productos, aparte de beber mucha más agua y tomar alimentos que aporten mucha hidratación, ya que es importante hidratarse tanto por dentro como por fuera.

En Carreras Centro Capilar siempre apostamos por una cosmética Bio. Dentro de nuestra gama siempre se encontrarán cremas y maquillajes que protegen la piel sensible.

Para más información visita nuestra sección sobre estética oncológica.

, , , ,