Go to Top

Nueces, un aliado contra el cáncer

centro capilar oncológico barcelona

Sabíamos que los frutos secos son alimentos cariosaludables, lo que significa que son alimentos beneficiosos para el corazón. En el caso de las nueces, otro de los beneficios más importantes descubiertos hace poco es que es un alimento beneficioso en la prevención del cáncer, gracias a que precisamente son ricas en ácidos grasos saludables, omega 3 y 6, antioxidantes y ácido gálico.

Una investigación reciente, desarrollada en 2011 en la Marshall University School of Medicine Joan C. Edwards y dirigida por la doctora Elaine Hardman, ha vinculado el consumo habitual de nueces con la reducción del cáncer de mamá en ratones. El estudio no es concluyente sobre la manera cómo afectan exactamente las nueces a las células cancerígenas, impidiendo que se formen tumores en las glándulas mamarias, pero demuestra que, después de consumir 15-25 nueces diarias, no sólo se reduce la incidencia de tumores en un 50%, sino que también la multiplicidad y tamaño de estos. Incluso cuando existe predisposición genética.

Según el estudio, el poder sinérgico de las nueces es capaz de alterar la expresión genética asociada con la proliferación y diferenciación de las células epiteliales mamarias. La potencia antioxidante de las nueces es significativamente más elevada que otro tipo de frutos secos, ya que contiene entre 2 y 15 veces más vitamina E.

Otro estudio propone que un alto nivel de omega-3, frente un porcentaje inferior de omega 6, reduciría la capacidad de desarrollar un cáncer. De este modo, se relaciona una alta ingesta de grasas omega-6 con un incremento de la carcinogenesi (enfermedades asociadas al corazón u osteoporosis, obesidad, entre otras). En una dieta saludable, la proporción de ácidos omega-6 tendría que ser entre 2 y 4 veces menor que la de omega-3, unos valores que encontramos en la dieta mediterránea, una de las más sanas, anticancerígenas y protectoras cardiovasculares del mundo.

Entre los ingredientes de las nueces que se relacionan con la disminución de tejido cancerígeno, destacan los siguientes:

  • Ácidos grasos poliinsaturados omega-3, antiinflamatoria potente y aliado importante en la prevención de malatías cardiovasculares, insomnio, depresión y hiperactividad.
  • Tocoferoles (vitamina E), sobre todo gamma y betatocoferol, potente antioxidante anticancerígeno.
  • Fitoesteroles (especialmente betasitosterol, campesterol y estigmasterol), reducen el colesterol en sangre y aumentan la función inmune del organismo.
  • Polifenoles, reducen el riesgo de tener malaltias crónicas por su potente capacidad antioxidante.

Además, las nueces contienen micronutrientes importantes como el manganesio y el cobre, y cantidades significativas de potasio y magnesio, que mantienen una presión sanguínea saludable y reducen la hipertensión.

Por último, es importante mencionar también las cantidades de melatonina que contienen las nueces. Se trata de una sustancia que produce el cerebro humano y que lleva a cabo una poderosa función antioxidante y reguladora del ciclo del sueño y los ritmos cardíacos. Un sueño normal y reparador es crucial para fortalecer las funciones inmunológicas y la resistencia a infecciones y al desarrollo de cánceres.

En Carreras Centro Capliar Oncológico, centro de pelucas en Barcelona, sabemos que no es suficiente con saber esta información para llevarla a cabo. ¿Cómo comer 15 nueces diarias? Si debemos pelarlas y comérnoslas directamente seguro acabaremos aburriéndolas. Por ello, intenta combinarla con otros platos: en los cereales o yogures en el desayuno, en las ensaladas o pan para las comidas y en los pasteles para el momento del postre. ¡Combínalas como mejor te vaya para prevenir el cáncer!