Go to Top

Maquillaje bio para mujeres con cáncer

maquillaje oncológico barcelona

Los tratamientos oncológicos pueden hacer que la piel esté más apagada. Por eso, además de seguir los consejos de limpieza de anteriores entradas (Cosmética oncológica en Barcelona), el aplicar correctamente el corrector, el maquillaje y el colorete van a ayudarte a tener mejor aspecto.

Tener cáncer no impide que te puedas maquillar, pero es preciso utilizar para ello productos de máxima seguridad que ofrezcan todas las garantías para no producir reacciones adversas. Después de la limpieza, la piel se tonifica, hidrata y protege del sol, y finalmente es el turno del maquillaje, con los últimos trucos y técnicas. Si no son productos que uses habitualmente, un poco de práctica y estos consejos pueden venirte bien.

Utiliza bases luminosas, evita las texturas mates, usa los coloretes, las sombras de ojos y los brillos labiales en tonos luminosos, evita los marrones, morados o grises, delinea la raíz de las pestañas con sombra de ojos marrones oscuras ayudándote de un pincel fino y usa lápices “waterproof” para que no se corra y se mantenga más tiempo perfecto. Estos son algunos de los consejos de maquillaje a seguir durante el tratamiento oncológico. A continuación, los detallamos.

Correctores

El corrector sirve para “tapar” imperfecciones (el maquillaje posterior se encargará de unificar el tono de la piel). No olvides difuminarlo, y si quieres hacer una aplicación más general, los puntos imprescindibles son: párpado inferior, frente y nariz.

Maquillaje

Elige el color más cercano a tu tono de piel, y si lo aplicas con una esponjita ligeramente humedecida y dando suaves toquecitos, suavemente y sin frotarte, quedará perfecto. Empieza la aplicación en el centro del rostro (entrecejo, mentón y nariz) y continúa extendiéndolo hacia los lados, para terminar con movimientos circulares hacia arriba y hacia afuera. No olvides el cuello y las orejas.

Si además vas a utilizar polvos sueltos encima del maquillaje, aplícalos muy ligeramente en las zonas de las líneas de expresión, puesto que pueden destacar las arrugas.

Colorete

La mejor forma de saber dónde tienes que aplicar el colorete es sonreír, y en la “manzanita” que se forma en nuestras mejillas es dónde hay que aplicarlo. A partir de ahí, extiéndelo un poco hacia la arriba y hacia afuera, habiendo quitado el sobrante de la brocha, con pequeños toquecitos. No te lo pongas demasiado cerca de los ojos, ya que podrías empequeñecerlos. Con la misma brocha, puedes dar unos pequeños toques, muy ligeros, en las sienes, el puente de la nariz y el mentón.

Labios

Usa las fórmulas más hidratantes, pero no de larga duración porque te resecarán el labio. Utiliza también cacao para mantenerlos hidratados. El delineador de labios puede prevenir que el color de los lápices labiales cremosos se corra, algo que suele suceder cuando los labios y la piel de alrededor están resecas. No te olvides que los labios también requieren protección solar.

Cejas

Ante la caída del pelo de las cejas, éstas se pueden dibujar con la ayuda de plantillas muy cómodas para no tener que hacer el trazo diario, así como lápices específicos para repoblar zonas localizadas.

  • Aplica el maquillaje para crear una base para el lápiz.
  • Escoge un color igual o más claro al de tu cabello natural o de tu peluca.
  • Sostén el lápiz o brocha verticalmente contra la nariz para determinar dónde debe empezar cada ceja. Marca el lugar con puntos usando el lápiz o la brocha.
  • Sostén el lápiz o brocha junto a la nariz, justo afuera de cada iris para determinar dónde debe caer el arco. Usa la esquina exterior del ojo para determinar dónde termina cada ceja.
  • Aplica el lápiz o polvo con toques ligeros y después fija las cejas con polvo traslúcido. Si se te dificulta crear la forma perfecta, usa el molde para cejas.

También existen cejas postizas, aunque, al igual que las pelucas, éstas no deben colocarse nunca con adhesivos ya que pueden acarrear alguna reacción.

Pestañas

Las pestañas postizas han mejorado muchísimo desde los viejos tiempos. Las de hoy son más delgadas, más livianas, más cortas y más fáciles de pegar. Existen dos tipos básicos: las que vienen en una tira o las individuales, para lograr una apariencia más natural.

Uñas

No se deben llevar largas, pero es mejor limarlas que cortarlas con las tijeras para evitar posibles heridas. No es aconsejable utilizar lacas de uñas ni quitaesmaltes, ya que son sustancias agresivas.

De todo ello y más, habló el asesor de imagen de Carreras Centro Capilar Oncológico en una entrevista televisiva en TVE. Podéis visualizar los consejos dados arriba en este vídeo.

El objetivo de estos cuidados va más allá de la piel. El maquillaje para mujeres con cáncer busca hacerte sentir mejor, para que recuperes tu identidad y tu propia imagen. En Carreras, centro capilar oncológica en Barcelona, además de pelucas para hombres y pelucas para mujer, podrás encontrar cosmética bio y maquillaje oncológico, pensado para pacientes con cáncer. También realizamos cursos de estética oncológica, en los que el maquillaje para mujeres con cáncer tiene un papel destacado.