Go to Top

Los tipos de alopecia femeninos más comunes y cómo solucionarla

La alopecia femenina es una condición poco conocida para la mayoría, pero lo cierto es que es un problema cada vez más presente entre las mujeres. Se trata de un tema muy difícil de tratar ya que no solo afecta a la salud física de las mujeres sino que también afecta mucho a su estado emocional.

Por suerte, para cada problema existe una solución. Conozcamos a continuación los tipos de alopecia femenina y cómo se puede remediar.

Tipos de alopecia femenina

Alopecia Androgénica Femenina

Es el tipo de alopecia más conocida y más temida por muchas mujeres. Se trata de una condición que debilita el cabello desde la raíz, aparecen claros en el cuero cabelludo, y el pelo pierde vigor y grosor especialmente en la zona parietal.

Está causada por un desarreglo hormonal que reduce la producción de pelo en los folículos pilosos, evitando la renovación del cabello cuando hay una pérdida natural del cabello. Su origen también puede estar vinculado a los altos niveles de estrés y a la mala alimentación. La vitalidad del cabello se pierde, el ciclo de crecimiento se acorta, la producción del mismo se ralentiza o se llega a perder por completo.

La alopecia androgénica afecta por lo menos a un 30% de las mujeres a los 50 años.

Existen varios métodos para corregir la alopecia androgénica cuando todavía está en una fase tratable, como puede ser el uso del tratamiento láser, la bioestimulación transdérmica B.E.T, el tratamiento de regeneración VitaX o la aplicación de un tratamiento PRP (Plasma rico en plaquetas).

Cuando el daño en el cuero cabelludo sea irreversible y no haya opción para estimular el crecimiento del cabello, lo mejor es acudir a profesionales capilares para conocer las posibilidades que ofrece el uso de las pelucas de pelo natural o pelo sintético.

En Carreras Centro Capilar, asesoramos a nuestros clientes de Barcelona para elegir la peluca correcta, o si lo desean, confeccionamos pelucas de pelo natural a su medida, totalmente personalizadas para mayor comodidad y confianza.

Alopecia Areata en mujeres

Este tipo de alopecia se caracteriza por crear parches o zona localizadas donde se pierde el espesor del pelo. El ritmo de pérdida del cabello en este caso puede variar según la persona.

Hay mujeres que sufren una caída muy repentina y exagerada, en cuestión de días pueden perder muchísimas cantidades de cabello.. Por otro lado, hay mujeres que no notan la caída del pelo hasta después de mucho tiempo porque la pérdida de pelo ha sido gradual.

Lo que provoca la pérdida de pelo por alopecia areata es la hinchazón de los folículos pilosos, que a su vez produce un bajón en el suministro de nutrientes para el cabello. Cabe mencionar también que el estrés es un gran desencadenante de la alopecia areata, al igual que infecciones, alergias o herencia genética.

Este tipo de alopecia se combate con tratamientos de corticosteroides, cremas, pomadas, y en algunos casos la antralina, una sustancia que sirve para potenciar el crecimiento del pelo o frenar la caída. Aunque en la mayoría de los casos lo más común es que se pueda detener la caída pero no regenerar el cabello ya perdido.

Alopecia Difusa en mujeres

Este es el tipo de alopecia es menos agresivo y en el que el efecto de la caída puede ser reversible.

Lo que sucede con este tipo de alopecia es que la fase de pérdida de pelo muerto, conocida como efluvio telógeno, aumenta de manera muy acelerada lo que hace ver una notable falta de cabello en zonas donde en verdad está naciendo nuevo pelo, solo que su crecimiento es demasiado lento.

Normalmente un 20% del pelo se encuentra en fase de efluvio telógeno, lo que quiere decir que es saludable perder hasta 100 pelos diarios en un ciclo normal de pérdida de cabello muerto, pero cuando se padece alopecia difusa la caída del pelo en fase de efluvio telógeno puede llegar hasta 400 o 500 pelos diarios.

Entre las causas de la alopecia difusa nos encontramos con estrés, post-parto, enfermedad, mala alimentación o como consecuencia de la ingesta de algún medicamento dentro de un tratamiento médico.

Al ser una condición pasajera, una vez encontrado el foco del problema, la alopecia difusa desaparece y el cabello se recupera sin mayor dificultad. Para este tipo de dolencia se recomiendan suplementos alimenticios, ingesta de hierro si es necesario y siempre recomendado por un médico, ejercicios de relajación, tratamientos de fortalecimiento capilar y una alimentación equilibrada, son las mejores soluciones para combatir la alopecia difusa.

Si necesitas un diagnóstico profesional, nuestros profesionales en Carreras Centro Capilar en Barcelona te ayudarán a encontrar la mejor solución a los diferentes problemas capilares.