Go to Top

Las setas, las aliadas de tus comidas

Setas, aliadas para la salud

Pocas cosas buenas se pueden pensar de un alimento que tiene múltiples especies venenosas. Las setas tienen más de 100.000 especies y algunas de éstas pueden atacar seriamente nuestra salud. Sin  embargo pocos saben la cantidad de propiedades beneficiosas que algunas de ellas tienen para la salud.

A continuación os hablaremos de las cinco principales setas de las cuales todas tienen un impacto positivo en la salud gracias a las propiedades anticancerosas según Recetas con los alimentos contra el cáncer del Dr. Richard Béliveau y Dr. Denis Gingras. El champiñón, también llamada “seta de París” por los francófonos y “seta de botón” por los ingleses, es la que más se cultiva en todo el mundo; sobre todo en Pensilvania, China, Países Bajos y en la región francesa de Anjou. Si bien es cierto que el champiñón es menos conocido por sus propiedades medicinales, también contiene proteínas similares a las de las leguminosas (lectinas) que en estudio de laboratorio impiden el crecimiento de ciertas células cancerígenas.

El shiitake, o take en japonés, es tan común en Asia como el champiñón en Occidente. Este tipo de seta crece en estado salvaje cerca de un árbol de hoja parecida a la haya y al roble, el shii. Esta seta suele venderse seca ya que no afecta a su gusto sino que lo pronuncia. Su popularidad reside no sólo en sus cualidades gastronómicas, sino también por sus virtudes medicinales. El shiitake es rico en lentinano, un azúcar que posee una intensidad actividad anticancerosa.

La gírgola, también conocida como “oreja”, muy común en Europa y en América del Norte, y que crecen en grupo lo que recuerda a un criadero de ostras. La gírgola es la seta que posee la mayor actividad anticancerosa sobre las células aisladas de tumores.

El maitake, originario del noreste de Japón, es una pequeña seta marrón en láminas. Esta seta con su forma  de bailarina es considerada en China y en Japón como un ingrediente esencial para la buena salud y la longevidad. Diversos estudios demuestran que el maitake es la seta que posee la mayor actividad de estimulación del sistema inmunitario.

Y por último la seta enokitake, que pese a crecer a menudo en estado silvestre en Japón, también se cultiva en tarros estrechos y en plena oscuridad. Su forma es de fácil distinción ya que el enokitake cultivado está formado por varios tallos delgados, blancos y unidos en ramillete. Desde el punto de vista gastronómico, su sabor es delicado y suele utilizarse en ensaladas, en platos salteados o incluso en sopas. Desde el punto de vista medicinal, el enokitake contiene polímeros de azúcares complejos que estimulan la función inmunitaria.

Hoy, desde nuestro centro capilar oncológico en Barcelona, os traemos una de las recetas contra el cáncer: crema se setas.

  • ½ cucharita de aceite de oliva
  • 250g de setas shiitake frescas y cortadas
  • 1 cucharadita de ajo, finamente picado
  • 2 chalotes cortados
  • 1 litros de caldo de pollo
  • 1 cucharadita de albahaca tailandesa (o de albahaca fresca que es más fácil de encontrar)
  • Sal y pimienta molida
  • ½ cucharadita de aceite de sésamo
  • 250 ml de leche espumosa

La dificultad para elaborar la crema no es mucha. Consiste en rehogar las setas, el ajo y los chalotes en una olla con aceite de oliva a fuego moderado-intenso. Cuando veamos que ya están rehogadas, añadir el caldo y reducir el fuego. Después de 20 minutos, retirar la olla del fuego y añadir la albahaca. Una vez acabemos de hacer lo anterior, hay que pasar la sopa por el robot de cocina y salpimentar al gusto.  Por último, espumar la leche y verter sobre la crema.

Después de todo, voilà!