Go to Top

La caída del cabello

pelucas-a-medida-corto

Un posible efecto secundario de la quimioterapia y de la radioterapia es la caída del cabello, también llamado alopecia. La caída del cabello puede darse en todo el cuerpo, incluida la cabeza, la cara, los brazos, las piernas, las axilas y el área púbica. El cabello puede caer por completo, gradualmente o por partes. En algunos casos, el cabello simplemente se hace más fino  de forma imperceptible y puede opacarse y resecarse.

En general, la alopecia relacionada con tratamientos de cáncer es temporal por lo que, en la mayoría de casos, el cabello vuelve a crecer. La quimioterapia es el tipo de tratamiento contra el cáncer que, normalmente, tiene más probabilidades de causar la caída del cabello. La pérdida completa de cabello es menos probable en cualquier otro tipo de tratamientos. De todas formas, hay algunos medicamentos para tratar el cáncer que también pueden producir adelgazamiento del cabello. Por otro lado, la gente que recibe tratamientos de radioterapia puede perder el cabello, pero solo en la zona donde recibe la radiación.

La alopecia producida por el tratamiento de cáncer se puede convertir, para muchas personas, en algo más que un cambio físico. Esto puede ser un reto psicológico y emocional, llegando a afectar a la imagen personal y a la calidad de vida de la persona. Por ello, una forma de ayudar a la adaptación que provoca este efecto secundario es aprender a controlar la caída de pelo antes, durante y después del tratamiento.

Otra de las recomendaciones es cortarse el pelo antes de empezar el tratamiento. Los peinados con el pelo corto no solo dan sensación de tener más volumen y cantidad, sino que hacen que el cambio sea menos chocante cuando el pelo cae. Además, después, cuando el pelo vuelve a crecer, en menos tiempo se llegará a llevar el mismo estilo corto que antes de la caída. Tener un estilo de peinado similar al que se usaba antes de la pérdida del cabello puede ayudar a sobrellevar el fin del tratamiento.

Si la caída del cabello es parcial, se aconseja utilizar champús neutro (pH 5.5) que no irriten la piel del cuero cabelludo y que tengan muy poca cantidad de productos químicos. De la misma forma hay que evitar hacerse tratamientos capilares como decoloraciones y tintes, tanto vegetales como permanentes. También se aconseja hidratar el cabello más de lo normal, lavar y secar la cabeza suavemente, sin frotar, y realizar masajes con movimientos circulares suavemente con las yemas de los dedos.

Si le preocupa la caída del cabello relacionada con su tratamiento para el cáncer, en Carreras Centro Capilar tenemos pelucas oncológicas y postizos de pelo natural diseñados específicamente para personas con cáncer. También puede programar una cita con nosotros y pedirnos consejo.