Go to Top

El problema de la mucositis en la quimioterapia

Carreras Centro Capilar Oncológico mucositis remedios

Uno de los problemas más graves que pueden surgir como efecto secundario a un tratamiento de quimioterapia es la mucositis, también conocido como estomatitis, esofagitis o llaga bucal comúnmente dicha.

Se trata de una reacción inflamatoria de la mucosa de nuestro organismo que se encarga de recubrir las paredes de nuestro sistema digestivo, comprendiendo desde la boca hasta el estomago. El efecto más visual es la aparición de llagas e infecciones en los labios, pero en el interior de nuestros labios también pueden salir. La causa principal de esta reacción se debe al consumo de determinados fármacos que debemos tomar durante la quimioterapia. La reacción puede evolucionar en infecciones dolorosas. La alteración de esta mucosa y la aparición de estas llagas pueden llegar a alterar el apetito, la forma en que comemos, el habla y el sentido del gusto. Rompiendo nuestro estilo de vida y agravando nuestra situación.

Las llagas que aparecen son muy incómodas y la sensación de malestar constante nos impide hacer una vida normal. A día de hoy no hay un tratamiento que prevenga de ello, por eso si empiezan a surgirnos alteraciones en nuestro cuerpo debemos de anticiparnos y optar por una solución. Desde Carreras Centro Capilar Oncológico queremos daros unos pequeños consejos para poder prevenir y tratar esta alteración que tan peligros puede ser para nuestra salud cuando nos estamos sometiendo a un tratamiento de quimioterapia.

Es muy importante que mantengamos la boca y los labios húmedos. Se aconseja enjuagar la boca siempre que sea posible, ha poder ser enjuagarla cada dos horas ayudaría a la hidratación de todo el sistema digestivo. Si puede ser, se aconseja agregar sal o bicarbonato de sodio. Mantener la boca y los dientes limpios es primordial. El lavar los dientes con un cepillo de cerdas suave nos ayudará a mantener los dientes limpios sin sufrir la agresividad de un cepillo tradicional. Recordemos que la zona es más sensible y por ello hay que tener mayores cuidados.

Para no alterar mucho la cavidad bucal también es necesario evitar alimentos muy calientes o muy fríos. Todo lo que tenga contenidos en ácido cítrico es conveniente dejarlo a un lado ya que suele irritar mucho. Si estamos en un caso grave se aconseja evitar el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco ya que no haría más que agravar la situación. De esta forma aseguraremos que nuestra boca este hidratada y cuidada. Siempre que queramos cuidar nuestro rostro deberemos confiar en productos de cosmética bio ya que no empeorarían la situación gracias a sus componentes.

Para tratar la infección y las llagas se aconseja mucho el uso del tomillo ya que es el mejor aliado. Es conocido por sus cualidades como aromatizante y como digestivo. También es un potente antiséptico y antiinflamatorio ayudando a todas las infecciones que se producen en el aparato digestivo. Lo ideal es preparar una infusión de tomillo y tomarla no muy caliente esto hará que nuestra mucosa se desinfecte de una forma mucho más acelerada. Y aprovechando la bolsita de té que habremos utilizado podemos aplicarla sobre las llagas visibles. El tomillo puro de la bolsita de te nos puede servir para aliviar las inflamaciones y así reducir las llagas. Es aconsejable realizar esto durante varios días seguidor para así poder combatir la infección y poder retomar nuestra vida habitual de una forma más rápida.

, , , , , , , , ,