Go to Top

Algas marinas para inhibir las células cancerígenas

Algas marinas

Las algas marinas son el prototipo del alimento ideal para la salud, pues son ricas en minerales esenciales (yodo, potasio, hierro y calcio), ricas en proteínas, aminoácidos, vitaminas y en fibras. Además, son pobres en materias grasas. Los asiáticos conocen esta riqueza desde hace milenios.

A pesar de haber diez mil especies de algas extendidas por los litorales de todo el mundo, no se  consumen igual en todas partes. Japón es el mayor consumidor, llegando a representar hasta un 10% de la dieta alimentaria diaria, una cantidad equivalente a la ingesta de dos kilos de algas por persona al año. Este uso sistemático de las algas es opuesto a la de Occidente.

Esta diferencia en el consumo podría explicar en parte la gran disparidad en los porcentajes de cáncer entre Japón y los países occidentales, sobre todo en los cánceres de mama y de próstata. Y es que la alga marina es uno de los mejores alimentos preventivos contra el cáncer, capaz de contrarrestar la progresión de los micro tumores, tanto adecuando directamente sobre su crecimiento como influyendo pasivamente sobre el sistema inmunitario.

Hay miles de algas distintas y miles de maneras de incluirlas en nuestra dieta. Desde Carreras Centro Capilar Oncológico nos fijamos hoy en la alga wakame, que contiene dos potentes inhibidores del crecimiento de las células cancerosas (fucoxantina y fucoidano) y os proponemos un entrante ligero, rápido de preparar y, sobre todo, saludable: pepino y algas wakame con sésamo.

Ingredientes (4 raciones):

  • 1 pepino inglés, lavado y cortado en rodajas finas
  •  Sal marina fina
  •  100 g de algas wakame
  •  Semillas de sésamo
  • 60 ml (1/4 de taza) de salsa de soja
  • 60ml de vinagre de arroz
  • 2 cucharas de azúcar
  • 2 cucharas de dashi

Apenas tardaréis 45 minutos en preparar este plato. Para empezar, debes corta el pepino inglés en rodajas finas y rehidratar las algas, poniéndolas en remojo con agua fría durante 5 minutos.  Para tostar las semillas de sésamo, lo más simple es meterlas en el horno durante 10 minutos a 180 ºC. Una vez tengas todos los ingredientes listos, coloca las rodajas de pepino en un tamiz,  añádele la sal y déjalo reposar unos 30 minutos. Luego, corta las algas en cuadrados de 2cm y colócalas en cima del pepino. Mezcla el resto de ingredientes en un bol y esparce la salsa por encima antes de servir.

Así de fácil es esta receta, que además de las algas, contiene vegetales y cereales, alimentos fitoquímicos que previenen el debilitamiento del cuerpo ante el cáncer.